Shanghái. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Gary Locke, instó este miércoles a China a comprar más bienes de Estados Unidos y estimular su demanda doméstica para dar equilibrio al comercio bilateral.

"Obviamente, el déficit comercial debe reducirse", dijo Locke a la agencia Reuters en una entrevista antes del Diálogo entre Estados Unidos y China sobre preocupaciones económicas y de política exterior que se realizará la próxima semana en Pekín.

Para hacer eso, China debería comprar "más exportaciones de Estados Unidos a China y (fomentar) un mayor consumo interno dentro de China para depender menos de las exportaciones".

El déficit comercial de Estados Unidos con China alcanzó los US$226.800 millones en 2009, una baja de más de US$40.000 millones respecto de 2008, pero aún sigue siendo el más grande que tiene con cualquier país.

El enorme desequilibrio ha motivado acusaciones en el Congreso de Estados Unidos y el sector de manufacturas sobre que China está manipulando su moneda para conseguir una ventaja comercial injusta al mantener el precio del yuan artificialmente bajo respecto al dólar.

Funcionarios estadounidenses han dicho que esas preocupaciones estarán en la agenda durante el Diálogo Estratégico y Económico de Estados Unidos y China, que comenzará el lunes y se prolongará por dos días.

Locke encabeza una delegación de 24 compañías estadounidenses que viajan en una misión de comercio de energías limpias a China.

Un propósito primario es ayudar al presidente Barack Obama a cumplir su meta de duplicar las exportaciones generales de Estados Unidos dentro de cinco años.

Locke no fijó una meta individual para duplicar las exportaciones con China, diciendo que el Gobierno de Obama aún está en proceso de tomar esas decisiones.

Pero la campaña de China por utilizar energías renovables y por aumentar la eficiencia de la construcción ofrece grandes oportunidades en áreas en las que compañías de Estados Unidos tienen mucho que ofrecer, sostuvo.