Berlín. El secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, instó en Berlín a Europa a encontrar una "vía dorada", un camino intermedio que combine la reducción del déficit público y el fomento del crecimiento.

En la rueda de prensa que siguió a su reunión con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, Lew pidió a los europeos que aúnen "crecimiento, reformas estructurales y reducción del déficit".

"Hay que encontrar la vía dorada intermedia", aseguró el secretario del Tesoro, que explicó que EE.UU. y la economía global necesitan la recuperación de Europa.

El mensaje estadounidense fue hoy más suave que en anteriores ocasiones, ya que en el pasado Washington llegó a criticar la austeridad impuesta en Europa por llevar al viejo continente a la recesión.

Schäuble, por su parte, reiteró que los límites de déficit público acordados deben cumplirse, enfrentándose a quienes como los Gobiernos de Italia y Francia, están planteando una flexibilización de los compromisos fiscales para favorecer el crecimiento y la creación de empleo.

Lew aprovechó su visita a Berlín para abordar con el cristianodemócrata Schäuble otros asuntos como la regulación financiera internacional o la lucha internacional contra el fraude fiscal, y para analizar la negociación para un acuerdo de libre comercio transatlántico con el ministro de Economía y Energía alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel.