Washington. Los pedidos de fábrica en Estados Unidos registraron en junio un descenso mayor al esperado, lo cual proporciona señales adicionales de que la economía del país podría estar debilitándose.

Los pedidos descendieron 1,2% en junio a un monto ajustado por factores estacionales de US$406.410 millones, informó este martes el Departamento de Comercio.

Los economistas habían proyectado una caída de 0,5% para el mes.

Los pedidos de fábrica cayeron 1,8% en mayo, en lugar del descenso de 1,4% informado originalmente.