Washington. La economía estadounidense eliminó puestos de trabajo en junio por primera vez este año y la tasa de desempleo se mantuvo elevada, lo que probablemente incrementará las preocupaciones de que el ritmo de la recuperación podría desacelerarse en el segundo semestre.

Las nóminas de empleos no agrícolas disminuyeron en 125.000 el mes pasado, luego que 225.000 empleados del gobierno, que habían sido contratados temporalmente para el Censo del 2010, perdieran su trabajo, informó el Departamento de Trabajo.

Durante el mes, sólo se crearon 83.000 empleos en el sector privado.

El descenso en junio se compara con el aumento de 433.000 en mayo, cifra que fue revisada ligeramente al alza tras estimarse inicialmente en un incremento de 431.000.

La tasa de desempleo, por su parte, se ubicó en 9,5% durante junio, una reducción frente al 9,7% del mes anterior.

Los economistas consultados por Dow Jones Newswires habían proyectado, en promedio, que las nóminas se redujeran en 110.000 en junio y que la tasa de desempleo se ubicara en el 9,8%.

Si se consideran las revisiones de las cifras de meses previos, la economía estadounidense creó, en promedio, 150.000 empleos al mes en los primeros seis meses del año, un nivel que aún no es lo suficientemente sólido para reducir significativamente el nivel de desempleo.

Con información de Dow Jones Newswires y Reuters