Washington. Los precios de las importaciones estadounidenses registraron en mayo su mayor declive en casi un año al caer el costo del petróleo, según un informe del gobierno que alentó las esperanzas de una inflación moderada y bajas tasas de interés.

Los precios de las importaciones bajaron 0,6%, la mayor baja desde julio de 2009, tras haber avanzado a una cifra revisada de 1,1% en abril, desde una lectura reportada inicialmente en 0,9%, dijo el Departamento de Trabajo.

Sin embargo, el declive fue menor a 1,2% esperado por los analistas consultados por Reuters.

En 12 meses a mayo, los precios de las importaciones se incrementaron 8,6%.