Washington. Los gastos récord en junio contrarrestaron un aumento en los ingresos por impuestos corporativos y llevaron el déficit presupuestario de Estados Unidos sobre la marca de US$1 billón en los nueve primeros meses del año fiscal 2010.

El gobierno gastó US$68.420 millones más de lo que recaudó en junio, el noveno mes del año fiscal, que se inició el 1 de octubre del 2009, informo el martes el Departamento del Tesoro en su declaración mensual.

Los economistas consultados por Dow Jones Newswires habían proyectado un déficit de US$69.500 millones.

Por lo general, el gobierno incurre en un superávit en junio. El déficit del mes pasado fue el vigésimo primero consecutivo.

En los nueve primeros meses del año fiscal 2010, el gobierno ha gastado más de US$1,004 billones más de lo que ha recibido. La cifra es inferior en alrededor de US$82.000 millones a la del mismo período del año previo.

Estados Unidos registró un déficit récord de US$1.420 millones en el año fiscal 2009.

El informe del martes indicó que los ingresos del gobierno ascendieron en junio a US$251.050 millones, frente a los US$215.340 millones de junio de 2009.

Los gastos totalizaron US$319.470 millones, en relación con los US$309.670 millones. La lectura más reciente constituye un récord para junio.

En lo que va del año fiscal, los ingresos suman US$1,60 billones, comparados con los US$1,59 billones de los primeros nueve meses del año fiscal 2009.

Los gastos del gobierno durante lo que va de este año fiscal se ubican en US$2,60 billones, frente a los US$2,67 billones del período previo.