El déficit comercial de Estados Unidos aumentó en marzo a su mayor nivel en casi seis años y medio, ya que las importaciones repuntaron con fuerza después de verse afectadas por una disputa laboral en algunos puertos de la costa oeste, sugiriendo que el crecimiento podría haberse contraído en el primer trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el martes que el déficit comercial subió un 43,1% a US$51.400 millones, el mayor desde octubre del 2008. Fue el mayor avance porcentual desde diciembre de 1996.

La brecha de febrero fue rectificada a US$35.900 millones, desde los US$35.400 millones reportados previamente.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto un déficit comercial de US$41.200 millones.

Cuando se ajusta por inflación, el déficit se amplió a US$67.200 millones en marzo, el mayor en ocho años, desde US$51.200 millones el mes anterior.

El déficit comercial de marzo fue mucho mayor que el rojo de US$45.200 millones que el gobierno supuso en su estimación del producto interno bruto del primer trimestre, publicada la semana pasada.

En ese reporte, el gobierno calculó que el comercio restó 1,25 puntos porcentuales del PIB, ayudando a frenar la expansión a una tasa de 0,2% anual. La economía había crecido 2,2% en el cuarto trimestre.

Como el déficit comercial de marzo fue mayor de lo que se proyectaba, el crecimiento probablemente sea rectificado para mostrar una contracción cuando el gobierno dé a conocer su segunda estimación del PIB más adelante este mes.

En marzo, las importaciones subieron un 7,7%, el mayor incremento en los registros, a US$239.200 millones.

Las exportaciones subieron un 0,9% a US$187.800 millones en marzo.