Washington. Las cuentas del gobierno de Estados Unidos registraron un superávit de US$70.500 millones en junio, frente al superávit de US$116.500 millones registrado en el mismo mes de 2013, informó hoy el Departamento del Tesoro.

Los funcionarios del Tesoro indicaron que la elevada cifra del pasado año corresponde a un pago realizado por el gigante hipotecario nacionalizado Fannie Mae.

El nuevo dato confirma la mejoría de la salud de las cuentas públicas de EE.UU.

El déficit acumulado desde octubre, cuando comenzó el año fiscal 2014, se situó en US$365.900 millones, 28% menos que en el mismo periodo del pasado año fiscal.

Los ingresos aumentaron en junio hasta los US$2,25 billones, 8%, en los primeros nueve meses del año.

Mientras que el gasto público lo hizo un 1%, hasta los US$2,62 billones en el mismo periodo.

La Oficina de Presupuestos del Congreso, un órgano no partidista, anticipó el pasado mes de abril que el déficit de EE.UU. para el año fiscal 2014 se reduciría a US$492.000 millones, lo que significaría el 2,8% del Producto Interior Bruto (PIB).

En 2013, el déficit presupuestario fue de US$680.000 millones, el primero por debajo del billón de dólares desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca.

Desde 2009, en el que alcanzó un récord de US$1,4 billones, el déficit de EE.UU. se ha venido reduciendo de manera paulatina gracias a una combinación de recortes en el gasto público y aumento en los impuestos.