El crecimiento económico de Estados Unidos se desaceleró más en el cuarto trimestre de lo que se había estimado inicialmente debido al lento ritmo de acumulación de inventarios por parte de las empresas y a un déficit comercial más amplio, pero los fundamentos subyacentes continuaron sólidos.

El Producto Interno Bruto (PIB) se expandió a un ritmo anual de 2,2%, una rectificación a la baja desde la tasa de 2,6% estimada el mes pasado, dijo este viernes el Departamento de Comercio.

La revisión estuvo en general en línea con las expectativas de los analistas.