Nueva York. La actividad en el sector manufacturero de Estados Unidos se desaceleró en junio en medio de una moderación en las presiones inflacionarias.

El Instituto de Gestión de Suministros (ISM) informó este jueves que su índice de la actividad manufacturera se ubicó en junio en 56,2 puntos frente a la lectura de 59,7 en mayo y 60,4 en abril.

Las cifras superiores a 50 indican una expansión en la actividad, mientras que las inferiores a 50 sugieren una contracción.

El índice de junio fue inferior a los 59,0 que esperaban los analistas encuestados por Dow Jones Newswires.

"Nos encontramos ahora a 11 meses en la recuperación del sector manufacturero, y dada la robusta naturaleza del crecimiento reciente, no es sorprendente que veamos una tasa más lenta de crecimiento en este momento", dijo Norbert Ore, quien compila el sondeo para el grupo de análisis privado.

"El sector parece estar sólidamente afianzado en la recuperación", añadió, aunque muchos creen que el crecimiento en la segunda mitad del año será más lento de lo observado previamente.

Otros indicadores. El grupo señaló que su índice de nuevos pedidos, un indicador de la actividad futura, se ubicó en 58,5 puntos, frente a la lectura de 65,7 en mayo.

El indicador de producción se ubicó en 61,4 en relación a los 66,6 de mayo. El de inventarios, en tanto, se situó en 45,8 respecto a los 45,6 en mayo.

El índice de empleos se ubicó en 57,8 tras la lectura de 59,8 en mayo. Una lectura superior a 49,8 en el índice de empleo es usualmente consistente con un incremento en las cifras de empleo manufacturero de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

En tanto, el índice de precios de junio fue de 57,0, lo que se compara con la lectura de 77,5 de un mes antes.