Washington. Es improbable que el Congreso estadounidense resuelva los asuntos tributarios y de gasto antes de las elecciones del 6 de noviembre, dijo este domingo un importante senador demócrata, pero legisladores trabajan en una propuesta para abordar los temas antes de los comicios presidenciales.

Dick Durbin, el segundo demócrata en el Senado, dijo que un grupo bipartidista de ocho legisladores negocia para generar una solución a los fuertes aumentos tributarios y recortes al gasto, conocidos como "abismo fiscal", que entrarán en efecto a fines de año si no se toman acciones.

Durante una entrevista en el programa "State of the Union" de CNN, Durbin no entregó detalles sobre el grupo pero dijo que "creemos que hay una forma responsable y razonable de salir adelante, y vamos a intentar poner algo sobre la mesa para que sea considerado".

Agregó que el ambiente político antes de las elecciones "no es uno de compromiso y negociación".

"Pero si estamos preparados el día después de las elecciones para salir adelante con un plan que restablezca la confianza en la economía, y la capacidad del Congreso para reaccionar a él, será algo positivo para nosotros", dijo Durbin. "Creo que podemos hacerlo", añadió.

El Senado, controlado por demócratas, aprobó este miércoles un proyecto de ley para renovar los recortes tributarios a decenas de millones de estadounidenses, además de dejar que algunas tasas para los más acaudalados suban, pero la legislación probablemente será rechazada por la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos.

A menos que el Congreso actúe, los recortes generales al impuesto a la renta expirarán el 31 de diciembre y se pondrán en ejercicio fuertes recortes automáticos al gasto por unos US$1,2 billones  durante 10 años, a partir del 2 de enero.

Algunos legisladores republicanos propusieron una ley que elimine al gasto de defensa de los recortes automáticos.

La senadora republicana Kelly Ayotte de Nueva Hampshire, refiriéndose a ese programa, acusó a los demócratas de utilizar al ejército como "herramienta de regateo" en las negociaciones, pero dijo que tenía "la voluntad de sentarse a conversar con miembros de ambos lados de la sala" para encontrar una solución.

"Resolvamos esto antes de la elección", dijo Ayotte.

A la senadora se le consultó sobre los reportes respecto a que está entre los preseleccionados de potenciales compañeras de campaña del candidato presidencial republicano Mitt Romney.

"Ciertamente es un honor ser mencionada, pero (.. .) sirviendo a Nueva Hampshire en el Senado, mis prioridades están en abordar estos asuntos fiscales", declaró.