Washington. Importantes senadores republicanos en Estados Unidos instaron este lunes al presidente Barack Obama a presionar por la aprobación de los tratados de comercio con Colombia y Panamá, además de un acuerdo con Corea del Sur que el mandatario ya anunció que enviará al Congreso.

"Estamos decepcionados (...) por no ver el mismo nivel de compromiso de nuestro gobierno con los acuerdos comerciales con Colombia y Panamá", dijeron el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, y el senador Orrin Hatch, el principal republicano de la Comisión de Finanzas, en una carta a Obama.

"Ambos acuerdos fueron firmados por el Gobierno anterior y aprobados por nuestros socios comerciales hace más de tres años. Pedimos respaldo para la aprobación de estos en el Congreso sin demoras", dijeron los senadores.

Obama heredó los tres acuerdos comerciales del ex presidente George W. Bush cuando asumió el cargo a comienzos del 2009.

Cada uno de los acuerdos enfrenta la oposición de grupos sindicales y otros sectores afines al oficialista Partido Demócrata.

El 2010, el Gobierno de Obama renegoció una cláusula ligada al mercado automotor dentro del tratado con Corea del Sur, par lograr el respaldo de Ford Motor Co. y del sindicato de trabajadores automotrices, que se quejaban de que el acuerdo original daba demasiadas concesiones a los fabricantes de autos coreanos.

En un discurso ante la Cámara de Comercio estadounidense este lunes, Obama se refirió al acuerdo con Corea del Sur y anunció que buscaría un camino similar con los tratados con Panamá y Colombia.

Muchos demócratas siguen preocupados por los asesinatos de activistas sindicales en Colombia y por la incapacidad del Gobierno de ese país de procesar judicialmente a los responsables de estos atentados.

Los demócratas también quieren ver cambios en las leyes laborales y sobre el secreto bancario en Panamá, y ambos países han logrado ciertos avances en la materia.

Obama dijo en su discurso anual Estado de la Unión que quería que el Congreso aprobara el acuerdo revisado con Corea "lo antes posible", pero no dio indicios sobre cuándo enviaría al Congreso los tratados con Colombia y Panamá.

McConnell y Hatch dijeron que la aprobación de los dos acuerdos aumentaría las exportaciones de Estados Unidos a América Latina, pero señalaron además que hay "argumentos estratégicos" para dar el visto bueno a los pactos.

"Seguir demorando la implementación de estos acuerdos implica el riesgo de enviar la señal a otros países en América Latina de que Estados Unidos no está interesado en estrechar vínculos económicos con la región y no es capaz de cumplir sus compromisos con nuestros aliados", dijeron.

Los senadores republicanos instaron a Obama a enviar los tres acuerdos al Parlamento "lo antes posible".

"Finalmente, tomando en cuenta el que creemos es un amplio respaldo de ambos partidos en el Congreso para estos acuerdos, nos gustaría dejar en claro que no vemos necesario llevar adelante mayores negociaciones con Colombia y Panamá", afirmaron.