Una llamada por teléfono en la que solicitó "acciones contundentes" para reducir la deuda pública española hizo el presidente de EE.UU., Barack Obama, al jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

La llamada se dió un día antes que Rodríguez Zapatero asista a la cámara de diputados para explicar las medidas que adoptará el ejecutivo a objeto de reducir el déficit en 0,5 % más para este año y otro punto, también adicional, en 2011.

Se señaló que ambas autoridades trataron la importancia que España adopte una acción de recorte fiscal contundente en el marco de los esfuerzos de Europa para fortalecer su economía y recuperar la confianza del mercado, comentó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, de acuerdo a elpais.com, que cita a la agencia Reuters.

La autoridad reconoció que el motivo de la llamada es porque España se encuentra con algunos problemas financieros y tiene la necesidad de adoptar reformas, en las que las autoridades españolas ya han comenzado a trabajarlas, de acuerdo a Gibbs.

El portavoz recordó el permanente monitoreo que ha realizado Obama y sus asesores económicos sobre Europa y que hasta el momento ha estado satisfechos con las medidas adoptadas.