Lima, Andina. El 49% de los peruanos tiene buenas expectativas para el panorama laboral en lo que resta del año, debido a que estiman que la economía repuntará y con ello las oportunidades de empleo, señala una encuesta realizada por el portal Trabajando.com a más de 2.500 personas.

Asimismo, el 39% cree que la situación en la segunda mitad del 2011 será muy similar a la actual, mientras que el 12% no tiene las mejores expectativas.

“Todos los analistas estiman que la economía irá cada vez mejor, de ahí que las expectativas para los próximos meses del año sean bastante auspiciosas”, manifestó el country manager de Trabajando.com, Ernesto Velarde.

De acuerdo con la encuesta realizada, el 39% de los peruanos está satisfecho con los resultados obtenidos durante los seis primeros meses del año debido a diversas razones.

“Para el 29% los buenos resultados se debieron a que le dieron un nuevo proyecto, mientras que el 25% un aumento de sueldo o el ascenso que esperaba, y al 16% mostró su satisfacción porque se cambió de trabajo y le gusta mucho su nuevo centro laboral”, dijo.

Asimismo, el 14% indicó que se siente satisfecho porque encontró trabajo, mientras que el 8% porque lo cambiaron de área y tiene mejores compañeros, y el otro 8% porque se independizó y tiene su propio negocio.

Volviendo a la pregunta principal ¿Cómo evalúas que fue el primer semestre en términos laborales para ti?, un 27% lo calificó como bueno, un 26% como regular, un 18% como malo, un 17% como pésimo y un 12% como excelente.

“En términos laborales es muy difícil estar 100% satisfecho y realizado, porque es una tarea muy ambiciosa que se cumplan todas las expectativas tanto en términos de desarrollo, proyecciones y crecimiento, como también a nivel de renta, beneficios y compensaciones”, dijo Velarde.

Teniendo en cuenta sólo a aquellos que no se mostraron tan positivos en el primer semestre del año, el 59% indicó que la razón es que no pudo encontrar trabajo, mientras que el 22% porque no le dieron el aumento de sueldo o el ascenso que esperaba, un diez por ciento porque lo despidieron y un nueve por ciento porque su trabajo o compañeros del mismo no le agradaban.