Londres. España vendió 34% de su emisión de 6.000 millones de euros de un bono sindicado a 10 años a inversores nacionales y el resto a extranjeros, según datos publicados por el Tesoro español.

De acuerdo al informe, más del 20% de los bonos fueron a parar a manos de inversores británicos, algo más del 13% los compraron inversores de Asia.

Más atrás se ubicaron fueron para los países nórdicos, con 6,2%, mientras que 6% fue a Francia, 5% al Benelux, 4,8% a Alemania y Austria, 3,9% a Italia y 2,7% a Oriente Próximo.

La demanda superó los 14.500 millones de euros.