La presidenta del Banco Central de Argentina, Mercedes Marcó del Pont, aseguró este domingo que se mantendrá la actual política de administración del mercado de cambios y descartó posibilidades de devaluación del peso argentino.

La funcionaria dijo que el país tiene reservas suficientes -unos US$40.000 millones- "para administrar el mercado cambiario evitando alteraciones bruscas".

En declaraciones publicadas este domingo en el portal del Gobierno argentino, Marcó del Pont negó que se estudie desdoblar el mercado de cambios o devaluar el peso tras las elecciones legislativas de octubre próximo.

"Son cosas que no van a ocurrir porque el Gobierno tiene una política de fondo que se va a mantener", afirmó.

La funcionaria señaló que "el mercado de cambios ha sido en Argentina un terreno donde se han dado pulseadas importantes por parte del poder económico para forzar determinados objetivos, como una devaluación".

"Algunos intentan agitar un fenómeno como el mercado negro, que siempre existió pero que es ilegal, de baja profundidad y claramente especulativo", añadió la titular de la autoridad monetaria.

Marcó del Pont sostuvo que el Banco Central trabaja para "asegurar que se mantenga este proceso de administración cambiaria que permitió ir absorbiendo shocks externos e internos, garantizando la competitividad del tipo de cambio y la disponibilidad de divisas para seguir creciendo".

El tipo de cambio en el mercado oficial cerró el miércoles pasado a 5,13 pesos por dólar estadounidense, con una depreciación de la moneda argentina acumulada en lo que del año del 4,48 por ciento.

Argentina introdujo gradualmente desde finales de 2011 restricciones en el mercado cambiario formal, lo que ha hecho resurgir los circuitos informales de cambio.

En esos mercados, según datos de la prensa local, el tipo de cambio saltó de los 6,80 pesos por dólar a finales de 2012 a 8,43 pesos por unidad el pasado miércoles, tras haber tocado en las jornadas previas un máximo histórico de 8,75 pesos.