Santiago de Chile, EFE. El Banco Central de Chile decidió este jueves conservar la tasa de interés de política monetaria en 5% anual, porcentaje que perdura desde enero de 2012, debido a que las condiciones financieras externas se mantienen medianamente estables desde principios de año.

La decisión de la entidad estuvo en sintonía con las expectativas y recomendaciones de los analistas de mantener la tasa.

Según un comunicado del instituto emisor, tras su reunión mensual de política monetaria, los indicadores económicos recientes de Estados Unidos han sido mixtos, mientras la Eurozona continúa en recesión y mantiene una frágil situación fiscal y financiera.

"El Banco de Japón anunció un significativo programa de relajamiento cuantitativo, que se ha reflejado en una depreciación del yen, mientras los precios de materias primas retrocedieron en las últimas semanas, destacando la caída en el cobre (el mayor producto de exportación de Chile)", precisa el texto.

La tasa de interés de política monetaria (interbancaria), que determina el coste de los créditos, es uno de los instrumentos que utiliza el Banco Central para mantener la inflación controlada.

En el plano local, el indicador de actividad de febrero estuvo por debajo de lo anticipado por las expectativas de mercado.

El mercado del trabajo sigue ajustado y la demanda interna mantiene su dinamismo. mientras las condiciones crediticias se muestran algo más restrictivas.

La inflación total y las medidas subyacentes -que excluye los combustibles, las frutas y verduras frescas- se sitúan entre 1% y 2% anual, mientras que las expectativas inflacionarias en el horizonte de política permanecen en torno a la meta.

El peso (moneda local) ha continuado apreciándose en términos multilaterales.

El Consejo del instituto emisor reafirma su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de política.