Tierra del Fuego. "Los directores de bancos públicos obtienen una aprobación tácita si los nombra el gobernador de una provincia. En este caso la validación se produjo sin que mediara esa instancia. Es como una segunda ratificación del organismo rector y una demostración de que las personas seleccionadas son idóneas antes de que comiencen el ejercicio de sus funciones", explicó Pesce en diálogo con Télam.

El ex vice presidente del Banco Central desde 2004 hasta diciembre de 2015 valoró de esta manera que se trata de la primera validación de pliegos que realiza el organismo rector de la política monetaria sobre directivos de una entidad financiera pública.

El titular del BTF sostuvo que en el contexto bancario nacional las entidades públicas tienen obligaciones diferentes a los bancos privados, porque sus objetivos primarios son acompañar el crecimiento económico de una zona, más allá de la rentabilidad.

"Tenemos que brindar servicios financieros aún cuando en algunos casos no sea rentable. La rentabilidad es complementaria y no un objetivo central", remarcó.

De todas maneras, el funcionario destacó que tratándose de un "banco pequeño" que cuenta son sólo diez sucursales, el BTF posee "una buena situación en cuanto a su capital, un bajo nivel de mora en su cartera de créditos y una buena plataforma de crecimiento".

En ese aspecto, precisó que el banco tiene una participación del 60% en el mercado bancario interno de Tierra del Fuego, lo que lo convierte en "la entidad financiera más importante de la provincia", subrayó.

El BTF exhibe como fortaleza la clientela de unos 18.000 empleados públicos que tienen al banco como caja de ahorro obligada, y también posee la mayor red de cajeros automáticos de la zona.

Sólo en la ciudad de Ushuaia, el banco fueguino compite con seis bancos privados: Macro, Patagonia, Francés, Galicia, Santander Río y HSBC, con una entidad de participación estatal mayoritaria, como el Banco Hipotecario, y con el Banco Nación.

"También funcionamos como banco de los fondos previsionales del sistema público, porque el Instituto de Previsión y Servicios Sociales (IPAUSS) tiene sus depósitos en el BTF", señaló Pesce.

En relación a la cartera crediticia, el funcionario dijo que "el corazón del banco son los préstamos personales y las tarjetas de crédito, donde competimos con las tasas de financiamiento más bajas del mercado", aunque también mencionó las líneas de créditos destinadas a la actividad productiva y a los desarrolladores urbanos de viviendas.

"Actualmente está en marcha una línea de $200 millones con una tasa anual del 21% y un plazo de devolución de 4 años", ejemplificó.

Según Pesce, el BTF tiene como desafíos profundizar el vínculo con el sector productivo, a través de servicios exclusivos como el recién creado "Banca empresa".

En materia de viviendas, "tenemos el problema de las tasas nominales muy altas pero estamos trabajando en conjunto con la Secretaría de Vivienda de la Nación, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) y gremios de la provincia en operatorias combinadas de financiamiento a través de fideicomisos", mencionó.

El recién oficializado presidente de la entidad enumeró como metas a futuro la relocalización de cajeros automáticos, para mejorar su distribución geográfica, el mejoramiento de la infraestructura bancaria y del home banking y la tarea de concientización de los clientes para que operen cada vez más de manera virtual y menos con dinero en efectivo.

También reconoció que se debate una modificación del horario bancario, a partir de una ley sancionada por la Legislatura, que podría llevar la atención al público desde las 8 hasta las 13, en lugar del horario actual de 10 a 15.

Pesce preside el directorio del BTF que también integran Gabriel Clementino, ex integrante del Tribunal de Cuenta Municipal de Río Grande; Claudo Golonbek, ex investigador del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo Argentino (Cefidar); Andrés Vasiliadis, ex director de Crédito Público del Gobierno porteño; y Sergio Bogado, ex asesor de la gobernadora fueguina, Rosana Bertone.

"El banco está muy bien. Ahora tiene su directorio aprobado y todas las condiciones para acompañar a una gestión de gobierno y al crecimiento de la provincia", resumió el titular de la entidad fueguina.