Madrid. El Servicio de Estudios de BBVA publicó este lunes un informe en el que asegura que el crecimiento marginal de la economía española en los dos primeros trimestres no aleja la incertidumbre sobre la evolución en el segundo semestre.

Aunque valora positivamente las últimas medidas reformistas del Gobierno socialista y estima que junto con las recientes pruebas de justificarían una prima de riesgo más baja de la actual para el país, anima a intensificar en las reformas para conseguir un crecimiento sostenido que permita crear empleo.

"Sólo con la aceleración de las reformas estructurales se podrá asegurar una salida más rápida de la economía española hacia un potencial de crecimiento mayor", dijo el servicio de estudios del banco en su informe "Situación de España".

Según datos adelantados el viernes por el Banco de España, la economía habría crecido en dos décimas intertrimestrales en el segundo trimestre tras crecer un marginal 0,1% en el primer cuarto del año.

Aunque considera que los últimos datos (paro, confianza, afiliación) apuntan a que podrían mantenerse tasas mínimas de crecimiento, el servicio de estudios no descarta "una recaída transitoria y limitada de la economía durante el tercer trimestre del año".

En todo caso, el servicio de estudios del banco estima que en el escenario más probable continuará la mejora de la confianza y disminuirá la percepción de riesgo.

"De hecho, el ajuste de los desequilibrios en el sector privado se encuentra en una etapa avanzada, con tasas de ahorro elevadas y correcciones de la inversión en sectores con sobrecapacidad".

Pero, pese a señalar que "los fundamentales de la economía española justifican primas de riesgo más reducidas que las registradas en las últimas semanas", el banco sostiene que "el respiro que van dando los mercados es condicional y depende de que no haya relajación a la hora de continuar con el proceso de reformas".

En este sentido, tras valorar positivamente los avances en materia laboral y financiera - particularmente la nueva Ley de Cajas - BBVA anima al Gobierno a cumplir escrupulosamente con los objetivos de déficit y a acelerar y aplicar correctamente las reformas.

"Con las medidas emprendidas y otras muchas que deben adoptarse a corto plazo, es de esperar que las tensiones financieras vayan remitiendo durante los próximos meses y que la economía retome una senda de crecimiento sostenido capaz de generar empleo a partir de 2011", dijo.