El estado brasileño recibirá un significativo apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para mejorar el acceso a la educación básica de calidad, según anunció hoy el BID. El Banco ha aprobado un préstamo de más de US$200 millones que se destinarán a financiar la construcción de escuelas, educación compensatoria, formación del profesorado y sistemas de evacuación y monitoreo, entre otros proyectos. Se espera que cientos de miles de estudiantes que viven en el segundo estado más grande de Brasil se beneficien de este programa.

Este programa es la columna vertebral de la recién lanzada Para Education Compact (PEC), una iniciativa del estado que reúne a municipios, sociedad civil y sector privado para apoyar el esfuerzo a largo plazo necesario para mejorar la calidad en la educación básica en el estado de Pará.

Sólo el 31 por ciento de los jóvenes de 19 años en Pará ha completado la escuela secundaria, una cifra muy inferior a la decididamente baja media nacional del 50 por ciento. Un bajo rendimiento académico, agravado por una pobre calidad educativa, es la causa principal de la deserción escolar en Brasil. El BID, en colaboración con la Secretaría de Educación del Estado de Pará (SEDUC), tiene como objetivo aumentar las tasas de graduación en todo el estado incrementando la disponibilidad y calidad de la educación secundaria y formación profesional.

La insuficiente y a veces poco segura estructura escolar también ha influido en las tasas de deserción en Pará con el 40 por ciento de los establecimientos educativos que requieren, con urgencia, mejoras. El nuevo préstamo del BID financiará la construcción de 30 escuelas de secundarias y dos escuelas de formación, así como la renovación de otras 350 escuelas, ofreciendo oportunidades educativas de calidad a cerca de 42.000 estudiantes marginados en el estado.

Programas de aceleración de aprendizaje y refuerzo educativo para estudiantes, así como desarrollo profesional para profesores, se llevarán a cabo para reducir las tasas de fracaso y la deserción escolar. Además de las metas de rendimiento académico establecidas por los estudiantes, el programa está diseñado para mejorar la autoestima y las habilidades socioemocionales de los jóvenes beneficiarios. Investigaciones recientes del BID muestran que estas habilidades son fundamentales para preparar a los estudiantes para una transición exitosa de la escuela al mercado laboral. En los próximos años, se espera que inversiones nacionales y extranjeras en minería, transporte y turismo creen cientos de miles de puestos de trabajo en Pará, pero los bajos niveles de educación entre los trabajadores amenazan los potenciales beneficios económicos y de desarrollo, ya que sólo el 56 por ciento de la fuerza laboral ha completado la escuela primaria.

Abarcando el 15 por ciento del país, Pará es el segundo estado más grande de Brasil por zona geográfica. Cuenta con una población de 7.6 millones de habitantes, de los cuales el 70 por ciento vive en áreas urbanas. Debido a su gran tamaño y unas características geográficas únicas, Pará enfrenta desafíos logísticos que han comprometido el acceso a la educación y a la calidad en el estado. Este programa responde a los ambiciosos objetivos del reciente Plan Nacional para la Educación de Brasil y complementa la asociación existente del BID con Brasil destinada a promover la inclusión social a través del sector educativo.

El préstamo del BID se otorga a un plazo de 25 años, con un período de gracia de 5,5 años y una tasa de interés basada en LIBOR. Los fondos locales de contrapartida totalizan US$150.6 millones.