Londres. El coronavirus elevará los niveles de deuda de las naciones más ricas del mundo en un promedio de casi un 20% este año, según dijo este lunes la agencia de calificación crediticia Moody's, cerca del doble de los daños económicos observados durante la crisis financiera.

Un nuevo estudio de Moody's examinó 14 países, desde Estados Unidos y Japón hasta Italia y Reino Unido, y evaluó cómo afectaría sus finanzas la desaceleración económica inducida por el coronavirus.

"Estimamos que, de media, en este grupo, la relación entre la deuda pública y el PIB aumentará alrededor de puntos porcentuales%, casi el doble que en 2009 durante la Gran Crisis Financiera".

"En comparación con la Gran Crisis Financiera, el aumento de la carga de la deuda será más inmediato y generalizado, lo que refleja la gravedad y la amplitud del impacto causado por el coronavirus".

Se prevé que Italia, Japón y Reino Unido sufran los mayores aumentos de la deuda, con alrededor de 25 puntos porcentuales de sus respectivos PIB, mientras que Estados Unidos, Francia, España, el Canadá y Nueva Zelanda experimentarán un incremento de la deuda de cerca de 20 puntos porcentuales.

Los datos del Reino Unido de la semana pasada mostraron que el endeudamiento público alcanzó un máximo histórico en mayo y que la deuda del sector público superó el 100% de la actividad económica.

Si no se logra reducir los niveles de deuda, los países con perfiles crediticios más débiles serán más vulnerables a futuros impactos económicos o financieros y a la reducción de la calificación crediticia soberana, según Moody's.

"Las implicaciones de la calificación dependerán de la capacidad de los Estados para revertir las trayectorias de la deuda antes de los posibles 'shocks' futuros", dijo el estudio.