Ciudad de México. El peso mexicano cayó ayer a su mínimo nivel histórico desde que se eliminaron los tres ceros a la moneda, al llegar el tipo de cambio hasta los 16 pesos por dólar en ventanillas bancarias, después de la publicación de datos de empleo de Estados Unidos que superaron las expectativas, lo que fortaleció al dólar y detonó apuestas de que la Reserva Federal de Estados Unidos podría elevar sus tasas en septiembre de este año.

El dólar no sólo se apreció frente al peso mexicano 1.08 por ciento, también lo hizo frente al euro 1.58 por ciento.

Por otra parte, la tasa de diez años de los bonos del tesoro de EU pasó a 2.33 por ciento  desde un nivel de 2.43 por ciento previo al reporte, la más alta desde octubre de 2014, lo cual sugiere una mayor probabilidad de observar un incremento en la tasa de referencia este año.

El tipo de cambio interbancario reportado por Banxico cerró la jornada de ayer en 15.71 por ciento, una depreciación de 1.15 por ciento, respecto del jueves.

El Banco de México asignó su subasta de 52 millones de dólares a un precio promedio de 15.68 pesos por billete verde.

El Departamento del Trabajo de Estados Unidos dio a conocer ayer el incremento en nóminas no agrícolas.

El número de nuevas contrataciones en mayo se ubicó en 280 mil plazas, superando sorpresivamente, el pronóstico del consenso de 225 mil fuentes de trabajo.

Economistas de BX+ destacaron que la cifra del quinto mes del año marca un repunte notorio respecto a las nóminas de abril, las cuales se incrementaron en 223 mil plazas.

“La mayor creación de empleo en Estados Unidos es, sin lugar a dudas, una señal aproximada de la recuperación económica, por lo que los mercados reaccionaron con volatilidad”, abundaron.

Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base, expresó que “bajo este escenario, la especulación en el mercado cambiario relacionada con la política monetaria estadunidense continuará durante las próximas dos semanas, en las jornadas previas al anuncio de la Fed programado para el 17 de junio”.

Aunque resulta poco probable que los miembros del FOMC decidan subir sus tasas en dicha reunión, las pasadas minutas no descartaron tal posibilidad, lo cual actuará a favor del dólar en su cotización frente a sus principales cruces y permitirá al tipo de cambio mantener una tendencia al alza moderada durante los próximos días.

El peso cerró la semana con una depreciación de 2.15 por ciento, o 33 centavos, cotizando alrededor de 15.71 pesos por dólar, tocando un nuevo máximo histórico de 15.7722 pesos por dólar durante la mañana de ayer.

Los mercados de capitales cerraron la semana con pérdidas en México y Estados Unidos, debido a la expectativa del alza de tasas de la Reserva Federal en el mediano plazo, algo que a su vez podría ocasionar importantes ajustes de capitales a escala global.

El Dow Jones cerró la semana con una pérdida de 0.90 por ciento, o 161.22 puntos. Por su parte, el S&P 500 cerró la semana con una pérdida de 0.69 por ciento, o 14.56 puntos, situándose en 2,092.83 puntos.