Nueva York. El dólar se desplomó este miércoles contra las monedas principales y de los mercados emergentes, ya que las perspectivas de que las tasas de interés de Estados Unidos se mantengan en mínimos récord llevaron a los inversores a buscar mayores retornos en otros lugares.

El euro tocó un máximo en 15 meses por encima de US$1,45, mientras que los acelerados precios de las materias primas y la inflación enviaron a los dólares de Canadá y Australia a máximos de varios años. Contra las monedas principales, el billete verde tuvo su peor día en un mes.

Quizás lo más importante, dijeron operadores, fue que el dólar amplió un retroceso de varias semanas contra diferentes monedas de mercados emergentes, tocando mínimos de dos años contra el real de Brasil y el peso mexicano.

China también permitió que el yuan tocara un máximo récord y un importante funcionario del banco central instó a una mayor flexibilidad de la moneda china para aliviar la inflación.

Algunos analistas dijeron que eso llevó a los mercados a apostar a que China permitirá pronto que el yuan suba con mayor rapidez, lo que podría presionar aún más al dólar.

"La única razón por la cual esos países dejarían que sus monedas se fortalezcan es porque pensarían que sus competidores en las exportaciones también dejarán subir sus monedas", dijo Douglas Borthwick, director gerente de Faros Trading en Stamford, Connecticut.

Borthwick dijo que una "revaluación de una sola vez del yuan no se descarta" y que esperaba que la moneda china, que este año ha subido 1% contra el dólar y 4,5% desde mediados del 2010, podría apreciarse otro 6 por ciento para fines de año.

Trepan el euro y el dólar australiano. Mientras que China y otros países están flexibilizando sus políticas monetarias, los mercados esperan que la Reserva Federal se mueva lentamente para absorber la enorme cantidad de dólares que ha inyectado a la economía desde el 2008 para ayudar a que Estados Unidos se recupere de su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

Los futuros de las tasas de interés de Estados Unidos sugieren que la Fed no subirá su tasa de referencia sino hasta el segundo trimestre del 2012.

El Banco Central Europeo subió este mes las tasas de interés por primera vez desde el 2008 y se espera que lo haga nuevamente. El contraste BCE-Fed ha ayudado a fortalecer al euro, que el miércoles subió 1,2% a US$1,4510, cerca de un anterior máximo en 15 meses.

La búsqueda de mejores rendimientos también impulsó al dólar australiano, que trepó a US$1,0692, su nivel más alto en casi tres décadas. La moneda se beneficia de tasas de interés del 4,75% en Australia y de su rol como gran abastecedor de materias primas para la pujante economía china.

El dólar canadiense subió a su mayor nivel en más de tres años contra el billete verde, apoyado en el dato de la inflación canadiense revelado el martes, que estuvo por encima de las previsiones.

Frente a la moneda japonesa no tuvo mejor suerte y el dólar también cayó 0,3% a 82,38 yenes.