Nueva York. El euro cerró cerca de un máximo de tres semanas frente al dólar, anotando su mayor alza semanal en más de un año, después de que los líderes europeos anunciaran que publicarán detalles sobre la salud de los bancos del continente.

Con los mercados un poco más tranquilos sobre las finanzas públicas de España después de que el país obtuviera una sólida demanda en una subasta de deuda esta semana, algunos analistas dijeron que la publicación de los resultados de las pruebas de tensión podría aumentar la confianza en el sistema bancario europeo.

Pero otros advirtieron que las señales de problemas en el sector podrían poner un freno a los avances del euro, que recortaría una racha que ha llevado a la moneda a ganar 2,1% frente al dólar esta semana, su mejor desempeño desde mayo del 2009.

Las pruebas de tensión de los bancos "podrían ser bastante significativas si de hecho muestran que se necesita capital significativo por parte de algunos de los mayores bancos europeos", dijo Brian Dolan, estratega de Forex.com en Bedminster.

Tras tocar un máximo de tres semanas por sobre los 1,24 dólares este jueves, el euro retrocedió a 1,2373 dólares, para cerrar sin cambios en la sesión. Sin embargo, la moneda europea se mantiene en una tendencia al alza que comenzó después de tocar los 1,876 dólares la semana pasada.

Frente al yen, la moneda cayó 0,3% en el día a 112,26 unidades, mientras que el dólar retrocedió 0,3% a 90,71 unidades.

Estrategas de BNP Paribas consideran que el repunte del euro podría perder cierta fuerza cerca de los 1,2525 dólares y argumentan que los datos sugieren que el avance del euro "no está respaldado por reales flujos de inversión".

El euro cayó a un mínimo histórico contra el franco suizo en 1,3718 francos, mientras que el dólar descendió a un mínimo de un mes de 1,1081 francos.

El índice dólar cerró la jornada sin cambios a 85,737, tras caer a un mínimo de un mes de 85,453.

El yuan chino subió a un máximo de un mes frente al dólar en el mercado de futuros, ya que los inversionistas apuntaban a que China cedería a la creciente presión del Congreso estadounidense para permitir una apreciación de la moneda.

El futuro de referencia a un año del yuan cayó hasta 6,6780. Esto implica que los inversionistas apuestan por una apreciación del yuan de 2,2% frente al dólar el próximo año, por sobre las apuestas de un alza del 1,3%  de este jueves.