En el informe sobre las 'Perspectivas económicas mundiales', presentado este martes en el marco de la reunión anual del FMI y el Banco Mundial que se celebra en Lima, el organismo rebajó la estimación para América Latina, después de que en julio pronosticara un crecimiento de 0,5%. El FMI adelantó que para 2016 prevé una leve recuperación, con un crecimiento del 0,8%. En 2014, la economía en conjunto de América Latina creció 1,3%.

Según el FMI, la caída se genera en medio de una desaceleración global y un crecimiento mundial del 3,1% este año, tres décimas menos que el de 2014. El debilitamiento, informó en la capital peruana la institución en una conferencia de prensa, se produce a raíz del desplome de los precios de las materias primas, sobre todo el petróleo, y a la contracción de economías significativas como Brasil y Venezuela, que reducen el crecimiento promedio de todo el subcontinente.

La mayoría de países no obstante crece. "Sin embargo, los países que tienen un fuerte marco de políticas continúan teniendo expectativas buenas, como sucede en Colombia, Chile y Perú", sostuvo el director de Estudios del FMI, Maurice Obstfeld. O como México, que con un crecimiento del 2,3% este año se convierte en el motor económico regional.

Por el contrario, Argentina, que tendrá 0,4% de crecimiento en 2015, se contraerá 0,7% el próximo año, estima el organismo. Para Chile, el FMI proyecta un crecimiento de 2,3% para este año y 2,5% para 2016; mientras que para el Perú, de 2,4% y 3,3%; para Colombia de 2,5% y 2,8%; y para Bolivia de 4,1% y 3,5%.

Paraguay crecerá tres puntos porcentuales en 2015, frente a un posible 3,8% en 2016, mientras que Uruguay tendrá un crecimiento de 2,5% este año y un 2,2% el próximo. "El riesgo de una recesión es ahora mayor en los cinco de América Latina", advirtieron, en referencia a las economías de Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, las más abiertas entre las grandes de la región.

Venezuela y Brasil bajan el promedio. Venezuela es el país que sale peor parado en el análisis del FMI, con una caída del 10% en su PIB y, previsiblemente, otro 6% en 2016. "La inflación de Venezuela será de más de 100% este año y de 200% en 2016", seguró Obstfeld. Este país liderará además el desempleo regional este año con 14%, frente a 9% de Colombia, 6,9% de Argentina y 6,6% de Brasil, Uruguay y Chile. "Venezuela es una economía importante y nos preocupa el impacto que tendrá en la región", sostuvieron los funcionarios del FMI, entre los que estaban además Gian Milesi Ferretti, Thomas Helbling e Ismalia Dieng.

Brasil, la principal economía de Latinoamérica, tendrá una caída de 3,0% del PIB este año y de un uno por ciento para 2016, según el FMI. "En Brasil, las inversiones están cayendo rápidamente y la necesidad de ajustar la política macroeconómica está reduciendo la demanda interna", resumieron los funcionarios. La institución recomendó a los países adoptar "políticas de expansión fiscal", invertir en una "infraestructura atractiva" y hacer reformas en el mercado laboral "con productos que mejoren los negocios".

Las emergentes lastran el crecimiento mundial. Las economías de Estados Unidos y Gran Bretaña crecerán en 2015 2,6% y 2,5%, respectivamente. Y 2,8% y 2,2% el año próximo. Las proyecciones para la zona euro avanzan un crecimiento de 1,5% este año y 1,6% el siguiente. El FMI pidió a los países europeos "con margen presupuestario", mencionando expresamente a Alemania y Holanda, que "podrían hacer más para impulsar el crecimiento" mediante inversiones en infraestructura.

En el grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), India mantiene excelentes expectativas, con una previsión del 7,3% para 2015 y de 7,5% para 2016. China 6,8% y 6,3%. La economía rusa, por su parte, se contraerá 3,8% en 2015 (ocho décimas menos que en la anterior estimación).