La economía argentina se enfrenta a dos años de recesión, según las previsiones divulgadas este martes por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que pronostica una desaceleración moderada para el resto del Cono Sur, con 2 % de crecimiento este año en Chile, 2,8 % en Uruguay y 4 % en Paraguay.

Argentina. El informe bianual "Perspectivas Económicas Globales", publicado este martes por el FMI, pronostica una contracción del 1,7 % en 2014 en Argentina, un recorte sustancial respecto al crecimiento del 0,5 % que había pronosticado el propio organismo en abril.

En 2015 el crecimiento negativo de la economía argentina será del 1,5 %, de acuerdo con el Fondo, que en su informe de abril había proyectado una aceleración del 1 % para ese año.

"Se proyecta que Argentina permanecerá en recesión en 2014 y 2015, entre crecientes desequilibrios macroeconómicos e incertidumbres relacionadas con la persistente confrontación con los acreedores que no aceptaron (los canjes de deuda en 2005 y 2010)", indicó el FMI.

"La inflación permanece elevada, y la brecha entre los tipos de cambio oficial e informal se ha ahondado de nuevo en los últimos meses", añadió.

La tasa de desempleo, que en 2013 se situó en el 7,1%, subirá este año al 8,8%, y al 9% en 2015, según el Fondo.

Chile. El FMI pronosticó que la economía chilena crecerá 2 % este año, en un recorte notable respecto a la estimación de abril, cuando proyectó una aceleración del 3,6%.

En 2015, el crecimiento será del 3,3 %, una cifra también inferior a la de abril, cuando el FMI apuntaba a 4,1 %.

El informe señala que un "crecimiento flojo en la inversión y el consumo de bienes duraderos ha resultado en una ralentización inesperadamente aguda" en Chile, que comparte esa tendencia con Perú.

Sin embargo, según el Fondo, "la reciente relajación en las políticas monetaria y fiscal y una tasa de cambio débil debería ayudar a un modesto repunte".

Chile, una de las economías más modernas de la región y un importante exportador de materias primas, mantendrá la inflación alrededor del 4,4 % este año, mientras que el FMI espera que el indicador se reduzca al 3,2 % en 2015. El desempleo se mantendrá cercano al 6,6 % este año, y al 7 % en 2015.

Paraguay. Tras un pujante crecimiento del 13,6 % el año pasado, el FMI pronostica que Paraguay crecerá en 2014 el 4 % (ocho décimas menos de lo previsto en abril) y mantiene su previsión para 2015 en el 4,5 %.

La inflación paraguaya, que cerró el pasado ejercicio en el 2,7 %, aumentará este año hasta el 4,8 % y, según los cálculos del FMI, llegará al 5 % en 2015.

El desempleo permanecerá prácticamente estable, según el Fondo: el índice del 5,4 % alcanzado el año pasado subirá una décima, hasta el 5,5 %, tanto este año como el siguiente.

Uruguay. En Uruguay, la actividad económica alcanzó el año pasado una tasa de crecimiento del 4,4 %, pero el Fondo pronostica un aumento del 2,8 % para este año (el mismo que adelantó en abril) y también del 2,8 % para 2015, dos décimas menos de lo previsto hace seis meses.

También pueden esperar los uruguayos un ritmo sostenido de inflación: el coste de vida que aumentó el año pasado 8,6 %, subirá en 2014 8,8 % y, de acuerdo con los vaticinios del FMI, subirá otro 8,3 % en 2015.

Tampoco prevé el organismo mucho cambio en el panorama del desempleo, que acabó 2013 con un índice del 6,6 %, y que este año será del 6,8 % y el siguiente del 6,9 %, de acuerdo con el informe.