Asunción. El informe de la cartera fiscal, que se dio a conocer ayer, señala que el monto destinado entre enero y febrero pasado equivale al 10,6% del monto total autorizado en el plan financiero de la administración central, que asciende a US$ 7.790 millones.

El gasto en el primer bimestre superó los US$ 824 millones, en tanto que el año pasado la cifra alcanzada fue de US$ 684,9 millones, lo que representan US$ 139,1 millones más en el presente ejercicio.

De acuerdo con estos números, en el primer bimestre del año la ejecución del gasto público aumentó 20,4% con respecto al mismo periodo del año pasado.

La mayor ejecución en términos absolutos se presenta en los destinados a servicios personales y transferencias, con más de US$ 415,5 millones y US$ 213,1 millones respectivamente, indica el informe.

Los servicios personales incluyen sueldos, dietas, gastos de representación, aguinaldo, remuneraciones extraordinarias, adicionales, bonificaciones y gratificaciones, jornales, honorarios profesionales, entre otros.

En cuanto a transferencias, incluyen pago a jubilados y pensionados de la Caja Fiscal, pensión a adultos mayores, traspaso para los gobiernos departamentales, entre otros.

Los servicios personales representan el 50,4% del monto total gastado entre enero y febrero, mientras que las transferencias equivalen al 25,8%.

Hacienda atribuye el incremento en la ejecución de los servicios personales principalmente a instituciones con un fuerte componente salarial, como el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), Ministerio de Salud Pública y el Ministerio del Interior. En tanto, por el lado de las transferencias, el 71% corresponde a Hacienda por el pago de las jubilaciones, pensiones y la cesión a gobiernos departamentales.

Un informe anterior elaborado por Hacienda, en la primera quincena de marzo, apuntaba que en el primer bimestre del año las finanzas de la administración central cerraron con un déficit global de US$ 95,5 millones y con un gasto en servicios personales que se lleva el 81% de los ingresos tributarios, lo que implica un aumento de 11,5% con respecto al año pasado.