Estrasburgo, Francia. Un default de Grecia o su salida de la zona euro tendría unos costes dramáticos para Grecia, la región y la economía global, dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios.

En un discurso en el Parlamento Europeo, Olli Rehn también expresó que unos eurobonos comunes sólo podrían introducirse si fueran acompañados de una vigilancia fiscal más fuerte en la zona euro.

"Permítanme decir algo sobre la idea de que Grecia estaría mejor fuera del euro. Estoy muy en desacuerdo. Ni Grecia ni la zona euro estarían mejor", expresó Rehn.

"Se vea como se vea, es absolutamente cierto que un default o una salida de Grecia de la zona euro conllevaría unos costes económicos, sociales y políticos dramáticos, no sólo para Grecia sino para todos los demás miembros, así como para los socios globales", dijo.

Rehn agregó que la crisis de deuda, que comenzó hace unos dos años, tenía un impacto en la economía real, con presión extrema para el crecimiento y el empleo.