Asunción. A más de US$ 610 millones asciende el monto que el Ministerio de Hacienda debe pagar este año por los vencimientos de la elevada deuda de la administración central, lo que equivale a 50% más.

El calendario de pago del Ministerio de Hacienda revela que la cifra a desembolsar en el transcurso del año es incluso superior a los bonos soberanos que fueron colocados el pasado 23 de marzo en el mercado financiero internacional, por US$ 600 millones.

El monto incluye los vencimientos de la deuda externa e interna, contraídas con organismos financieros multilaterales, gobiernos extranjeros y la emisión de bonos del tesoro en el mercado nacional y los soberanos en el mercado internacional.

El año pasado se pagaron un total de US$ 407,8 millones, pero para el presente ejercicio la cifra sube a US$ 610,6 millones, lo que implica 49,7% de crecimiento en el servicio de la deuda.

Este aumento se debe, principalmente, a la serie de emisiones de bonos que se vienen realizando en los últimos cuatro años para cubrir una parte de las inversiones en infraestructura y “bicicletear” la deuda vencida.

Solo con bonos soberanos, la deuda del país suma US$ 2.380 millones, luego de las colocaciones efectuadas en 2013, 2014, 2015 y la más reciente en marzo último.

Los analistas económicos y la ciudadanía critican este acelerado proceso de endeudamiento que se viene registrando en el Gobierno de Horacio Cartes, porque el flujo de ingreso genuino ya no alcanza para cubrir los compromisos normalmente y esto hace que el “bicicleteo” se vuelva permanente en el futuro.

El ministro de Hacienda, por su parte, justifica el endeudamiento señalando que se destina a inversión pública y se reestructura la deuda a mayor plazo y menor tasa de interés.

De acuerdo al calendario de pagos, por la deuda externa se abonará US$ 340,2 millones, lo que representa un incremento de 23,9% con relación con el año pasado; en tanto que por la deuda interna se abonará US$ 270,3 millones, lo que implica una suba de 102,6% con respecto al ejercicio pasado, según el calendario de Hacienda.

Los mayores vencimientos cayeron en enero y febrero pasado debido a los bonos soberanos y “bonos chinos”; luego, otros se darán en junio y junio.