ElEconomista.com.mx. El peso en la categoría interbancaria a 48 horas a la venta se depreció un 0,05% frente al dólar durante el último lunes de abril, equivalente a una pérdida de 0,60 centavos y ubicando a la paridad en los 13.1410 pesos por dólar, según el Banco de México.

La moneda de México se depreció este lunes por quinta sesión consecutiva debido a preocupaciones sobre una inminente postergación en el Congreso de la esperada reglamentación de las reformas energética y de telecomunicaciones, claves para impulsar a la economía local.

La depreciación del lunes representa la más aguda desde el 21 de marzo pasado, cuando el peso cedió un 0,92% y un día después, un 0,37% adicional.

BMV se mantiene con pérdidas. La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró por su parte con una ligera baja del 0,15%, tras una sesión mixta luego de cifras económicas en Estados Unidos, noticias corporativas y las tensiones políticas entre Ucrania y Rusia.

Dicha variación representó una baja de 61.83 puntos respecto al nivel previo del viernes, con lo que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ubicó en 40,136.57 unidades, ante la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos recortará sus estímulos monetarios el próximo miércoles.

Las emisoras que más ganaron este día fueron Biopappel, con 8,17%, después de presentar su reporte trimestral, así como Financiera Independencia, con 7,51%; por el contrario, las mayores bajas las presentaron Grupo Pochteca y Soriana, con 3,42 y 3,31%, respectivamente.

Al cierre de la jornada accionaria, en la BMV se operó un volumen de 191.4 millones de títulos, por un importe de 5,932.2 millones de pesos; 42 emisoras ganaron, 52 perdieron y seis se mantuvieron sin cambio.

Nasdaq y Dow Jones se despligan en ganancias. Wall Street terminó a su vez la sesión del lunes sin una dirección clara, en medio de un sobresalto de actividad en materia de fusiones-adquisiciones que no bastó para ocultar los persistentes temores sobre Ucrania y por el sector tecnológico.

De esta manera, el Dow Jones subió 0,53%, pero el Nasdaq cayó 0,03%.

El Standard and Poor’s cerró con ganancia de 0,32% con 1,869.43 puntos, con respecto al cierre del viernes que fue de 1,863.40 puntos.

Al cierre de la primera jornada de la semana, el Dow Jones subió 87.28 puntos, a 16,448.74, mientras que el Nasdaq, de predominio tecnológico, cedió 1.16 puntos, a 4,074.40 unidades.

Libia presiona al crudo. Los precios del crudo Brent extendieron pérdidas el lunes a casi US$1,5 el barril debido a que Libia anunció la reanudación de operaciones en un importante puerto petrolero, mientras que el diferencial con los futuros en Estados Unidos se redujo abruptamente.

Los operadores también están atentos a la situación en el Báltico, después de que Estados Unidos emitió una tercera ronda de sanciones contra empresas e individuos rusos a fin de penalizar al presidente Vladimir Putin por fomentar el separatismo en el este de Ucrania.

Los futuros del Brent cerró la sesión con una baja de US$1,46, a US$108,12.

El crudo en Estados Unidos revirtió pérdidas previas para cerrar con un avance de 24 centavos a US$100,84. Anteriormente en la sesión, bajó a un mínimo de US$100,33.

* Vea además en El Economista: Nasdaq se desliga de ganancias en Wall Street