Ciudad de México. El peso mexicano cerró este viernes con una baja del 0.05%, presionado principalmente por la incertidumbre de la crisis griega. Sin embargo, la moneda mexicana, una de las diez más utilizadas en las transacciones comerciales, reportó un avanece semanal del 0.52 por ciento.

De esta manera, el peso ligó dos semanas de avances ante el dólar, al ganar un acumulado de 38.3 centavos o del 2.45% ante la moneda estadounidense.

En esta semana, la divisa de México se apreció ocho centavos.

La semana pasada, el peso había logrado apreciarse un 1.93% frente al dólar, una cifra igual no reportada desde mayo pasado.

El tipo de cambio se ubicó hoy en 15.3310 unidades por dólar, de acuerdo con el Banco de México.

En ventanilla, el dólar libre se vendió hasta en 15.65 pesos, con un aumento de un centavo respecto a la jornada de ayer, y se compró en un precio mínimo de 14.77 pesos.

La moneda mexicana retrocedió 0.05% hoy, en una jornada sin información económica relevante mientras persistían las preocupaciones por el destino de Grecia, que se acerca a un incumplimiento en el pago de su deuda por el deterioro en negociaciones con sus acreedores.

Grecia y sus acreedores siguen estancados en sus conversaciones para lograr un acuerdo de asistencia financiera a cambio de reformas. Los líderes de la zona euro se reunirán en una cumbre de emergencia el lunes para intentar evitar una cesación de pagos de Atenas.