París. La actividad económica en la OCDE creció un 0,6% en el tercer trimestre de 2014, lo que supone una aceleración respecto al 0,4% constatado en el segundo, fundamentalmente por el consumo privado, según los datos publicados hoy.

El consumo privado aportó cuatro décimas al incremento del producto interior bruto (PIB) entre julio y septiembre, mientras que el gasto público, la inversión y las exportaciones contribuyeron con una décima cada uno, precisó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Por el contrario, las variaciones de existencias restaron dos décimas, añadió.

La evolución del PIB presentó divergencias entre los grandes países de la organización, con una expansión muy significativa en Estados Unidos (1,2% en el tercer trimestre tras 1,1% en el segundo), Reino Unido (0,7% tras 0,8%) y en Canadá (0,7% tras 0,9%).

Frente a eso, los tres grandes países de la zona euro tuvieron resultados mucho más mediocres, con un alza del 0,3% en Francia entre julio y septiembre (tras -0,1% entre abril y junio), una subida del 0,1 % en Alemania (tras -0,1%) y un nuevo retroceso en Italia (-0,1% tras -0,2%).

Peores fueron las estadísticas en Japón, donde la contracción de la actividad económica alcanzó el 0,5 en el tercer trimestre, y en el segundo había sido del 1,7%.