El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Moreno, sostuvo hoy que “el escenario para 2012 es optimista” para Latinoamérica y que la región, económicamente hablando, "esta pisando terreno firme".

En declaraciones formuladas en el marco de la tercera jornada de la 53va. asamblea anual de gobernadores del BID, que se realiza en la capital uruguaya, Moreno advirtió que pese a que el pronóstico es de optimismo “los riesgos originados en Europa siguen presentes”.

“A pesar de las turbulencias de los últimos años, Latinoamérica ha salido con éxito”, remarcó el titular del BID, quien precisó que la región experimentó en los últimos años en promedio “un crecimiento robusto del 5,3%”.

En el panel que disertó sobre “Navegar las Tormentas Financieras Internacionales”, el ex presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, aseguró que “está en una situación sólida”, y destacó que “el crecimiento potencial es todavía superior a lo que fue en las últimas dos décadas”.

Precisó que el principal socio del Mercosur tiene “bajo nivel de deuda pública en relación con su PBI, alto nivel de reservas monetarias y un sistema financiero saludable”, con lo cual estimó que “el país puede crecer en forma diversificada”.

Señaló que en el caso de Brasil “la forma cómo se enfrentó la crisis fue muy simple”, y explicó que “se tenían los recursos y se atacaron los canales de transmisión”.

Al respecto, puntualizó que “había liquidez, se intervino en los mercados de derivados y de crédito, y la recuperación fue con bastante rapidez”.

Asimismo subrayó que “mantener un mercado interno fuerte fue uno de los secretos de la recuperación de 2008”.

Por su parte, el director general adjunto del Banco Santander José Ruiz Gómez, sostuvo que “si Europa hubiera tenido un poco más de conocimiento sobre la historia de Latinoamérica, muchos de los atrasos para enfrentar los problemas no hubieran ocurrido”.

“A nosotros esto no nos puede pasar, creímos. Y esto nos pasó, y nos pasó bien”, afirmó Ruiz Gómez.

A su criterio, la actual crisis europea “no es nada distinta a lo que a los americanos les pasó en muchas crisis”, y precisó que en el Viejo Continente deben enfrentar “crisis fiscal, bancaria, de cuenta corriente y de balanza de pagos”.

Consideró que “la mejor lección que puede darle Latinoamérica a Europa es que de esto se sale”.

“Hace años en una asamblea del BID , los latinoamericanos hubieran sido los pesimistas y yo el optimista. Y ahora es al revés”, indicó Ruiz Gómez.

En tanto el ex presidente del Banco Central de Chile José De Gregorio destacó que “hay bastante buenas economías en la región independiente del precio de los commodities”.

“Enfrentamos una crisis de magnitud como la de 2008 y 2009. Antes el mundo tenía neumonía y nosotros nos resfriábamos. Hoy el mundo está con neumonía y nosotros no nos resfriamos”, remarcó De Gregorio.

Afirmó que “hay mejores políticas fiscales, monetarias, de deuda, y flexibilidad cambiaria, fundamental para permitir los ajustes de sus precios relativos, debido a la vulnerabilidad ante las turbulencias externas”.

Evaluó que en Latinoamérica actualmente “hay espacio para la política económica, para la macro”.