El primer ministro de China, Wen Jiabao, dijo que los esfuerzos para estabilizar la economía están dado resultado y que el gobierno intensificará las medidas en la segunda mitad del año para incrementar la efectividad y la capacidad previsión de sus políticas, informó este domingo la agencia de noticias Xinhua.

Wen, que hizo estos comentarios durante un viaje a la provincia de Sichuan en el suroeste de China, dijo que la economía estaba avanzando a un ritmo más lento pero estable.

"La tasa de crecimiento económico aún está dentro del rango meta del gobierno establecido previamente este año y las políticas de estabilización están funcionando", dijo el líder chino, citado en la información.

China dijo este viernes que su economía se había desacelerado en el periodo de abril a junio por sexto trimestre consecutivo a su ritmo más lento en más de tres años. El PIB del país se expandió 7,6% en la medición interanual, apenas por encima del objetivo oficial de 7,5% para este año.

La cifra dejó el promedio de expansión económica del primer semestre en 7,8%, por debajo del nivel de 8% que en periodos anteriores desató una fuerte respuesta de las autoridades.

Ello destaca la posibilidad de que Pekín adopte una política basada en la vigilancia, incluso aunque han surgido señales de que sus pocas acciones al respecto ya comenzaron a estabilizar la economía.

La cifra del PIB, divulgada entre una serie de datos chinos este viernes, estuvo en su mayoría en línea con las expectativas de los inversores.

Wen dijo que las bases económicas de China seguían estables y que el país aún contaba con un enorme potencial de crecimiento. Mencionó extraordinarios resultados para el verano boreal, entre ellos una desaceleración de la inflación y crecientes ingresos.

De todas formas, un repunte económico no es garantía de los riesgos para el futuro y Wen dijo que en el segundo semestre habría "mayores esfuerzos para ajustar y apuntalar sus políticas, a fin de que éstas sean más específicas, previsoras y efectivas".