Pasar al contenido principal
El Salvador busca posicionarse como referente en Centroamérica
Jueves, Noviembre 10, 2011 - 17:31

Para poder lograr una mayor productividad y apostar por el capital humano, hay que hacer una serie de correcciones en el camino y crear planes a largo plazo, dijo el analista Luis Membreño.

Los planes económicos y de desarrollo necesitan ser a largo plazo y llevar implícito un pacto nacional, fue una de las conclusiones del Seminario: “Cómo convertir a El Salvador en el líder de Centroamérica en los próximos 5 años”, que se realizó esta este miércoles en un hotel de San Salvador.

En el evento participaron economistas salvadoreños como Luis Membreño y William Pleitez, coordinador del área de desarrollo humano y ODM del PNUD, además del guatemalteco Sigfrido Lee del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), quienes analizaron cuáles son los grandes retos de ambos países.


Uno de los grandes problemas para las dos naciones centroamericanas es la violencia ligada principalmente al tema del narcotráfico. “De ser un lugar de paso, nos hemos convertido en un lugar de trasiego…la droga se ha convertido en un estilo de vida, una manera de hacer riqueza rápido”, explica Lee.

Para el analista Guatemala vive en una “guerra” y dónde los más afectados son los jóvenes. El número de homicidios en este grupo de población ronda los 100 cada 100 mil personas.

El mayor reto, según Lee, es darle buena educación y mejor calidad de vida a este segmento. Solo como ejemplo, el 60% de los jóvenes entre 12 y 18 años desertan de la escuela en Guatemala y eso implica que muchos de ellos se pueden dedicar a delinquir, explicó.

Para Lee la apuesta de país debería ir enfocada en promover la salud materno infantil, y la motivación de los jóvenes para continuar sus estudios y de esa forma lograr ciudadanos más preparados. “El reto es apostar por el capital humano”, apuntó.

Macroeconomía estable. Para poder lograr una mayor productividad y apostar por el capital humano, hay que hacer una serie de correcciones en el camino y crear planes a largo plazo, dijo Membreño. Eso implica crear una “hoja de ruta” de unos 25 años.

Para ello es necesario una mayor cohesión social y la participación de la sociedad con todos sus actores. En el caso salvadoreño donde el promedio de crecimiento del PIB ha sido 1.1% en los últimos 30 años, el consumo es del 104% del PIB, y donde el ahorro llega a un 15% del producto, se necesita hacer un plan para revertir esta situación, explica Pleitez, para ello lo más importante es cambiar el estado de pesimismo en que se encuentra la población.

“Hace 25 años estábamos peor que ahora, pero no estuvimos tan pesimistas. El Salvador necesita un proyecto político que le devuelva la esperanza”, dijo.

Para el economista hay necesidad de ajustes macroeconómicos que se deben de hacer a pesar de los costos que estos podrían implicar, y hay que discutirlos a pesar que no son populares, como el caso de una reforma fiscal.

Igual habrá que revisar el esquema de subsidios, que en los países desarrollados en lugar de ir al consumo (como en el caso salvadoreño) son otorgados para estimular la producción.

Esa producción que podrá ir encaminada a más mercados, aseguró Membreño para quien China deberá de dejar de ser “la fábrica” del mundo y empezará a dar espacio a nuevos países productores.

Los retos son grandes y la apuesta debería de ir enfocada poniendo en primer lugar a las metas con enfoques humanos.

Autores

ElEconomista.net