Durante el primer cuatrimestre de 2011, la competitividad interna de El Salvador ha crecido en promedio un 3,49% de acuerdo con la evaluación hecha por el Instituto de Competitividad de ADEN Business School.

Los indicadores como la cobertura de necesidades básicas, salud, educación y estabilidad macro mostraron crecimientos porcentuales, no así los componentes institucionales y de infraestructura que –de la calificación base que es 100–, bajaron al 93,85% y 93,65% respectivamente.

Los factores que han hecho retroceder esos indicadores a nivel interno son los problemas de la seguridad y deuda pública, además de la poca confianza en la justicia y percepción de corrupción en las instituciones del Estado.

Por otro lado existen factores como el acceso a las tecnologías que reportan incrementos de 17,28% sobre la base de 100.

A escala regional, el índice de competitividad de El Salvador mejoró 1,8% y se ubica en el tercer puesto, superado por Costa Rica, con el 3,83%, y Panamá, con el 2,42%.

Esto refleja según Alejandro Trapé, director del Instituto de Competitividad, el por qué estos dos países crecen en la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED), contrario a lo que sucede en El Salvador donde la IED se ha visto estancada

En agosto próximo el Instituto de Competitividad, presentará su informe respectivo en el que han medido 16 factores de competitividad de 18 países de Latinoamérica.