El Banco Central Europeo debería hacer más para frenar la crisis en la zona euro porque las actuales facilidades financiaras no son suficientes, dijo este domingo el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

"Si tenemos al BCE pudiendo trabajar en los mercados para reducir los vencimientos, ¿por qué no?", dijo Angel Gurría en una rueda de prensa durante un foro internacional en Eslovenia.

"El sistema está en juego, el euro no debería ponerse en peligro (...) El FEEF y el MEDE no son suficientes, lo suficientemente rápido ni lo suficientemente reactivos", añadió.

Gurría se refería al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el nuevo fondo de rescate permanente del euro visto como un pilar fiscal clave en los esfuerzos de Europa para contener la crisis.

El secretario general de la OCDE dijo que "esperaba y deseaba" que el Tribunal Constitucional Alemán aprobase el MEDE el 12 de septiembre, después de su respaldo parlamentario el pasado junio. La no aprobación de este mecanismo sería una condena casi segura para el fondo.

Consultado por si el BCE debería iniciar una compra ilimitada de bonos, dijo: "Sí, creo que debería, y cuanto antes mejor".

También predijo que la zona euro se mantendría intacta a pesar de la crisis actual.

"Creo que nadie va a salir del euro y nadie debería abandonarlo, y creo que algunos otros países se unirán al euro en el futuro", apuntó Gurría.

El funcionario dijo que Eslovenia, que los mercados especulan que podría convertirse en el próximo país en pedir un rescate internacional, debería centrarse en las reformas y considerar solo un posible rescate después de aplicar las medidas y reducir el déficit.

"Si (Eslovenia) ha hecho todo lo que tiene que hacer, la reforma bancaria, la reforma de las empresas estatales, la reforma de las pensiones, la reforma laboral (...) y los mercados la siguen atacando diría sí, pidamos ayuda a la familia", añadió.