Madrid. El sistema financiero español aún necesita ajustes, por lo que no se puede dar por concluido su proceso de reestructuración, dijo el miembro del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González Páramo, en una entrevista divulgada este lunes por Europa Press.

"Los ajustes en el panorama bancario español no han terminado", indicó el consejero del BCE, quien, sin embargo, destacó que con la aprobación del mapa de reestructuración de las cajas de ahorros se ha "avanzado enormemente".

Según Páramo, la publicación de los resultados de las pruebas de resistencia de los bancos y el compromiso público de realizar inyecciones de capital donde sean necesarias, también han contribuido a este avance.

"Si las medidas de integración y reorganización pendientes y la reforma legal de las cajas se realizan con urgencia y seriedad, el sistema financiero español habrá dado un salto cualitativo en términos de estabilidad y capacidad de resistencia", subrayó González-Páramo.

Según el consejero del BCE, los resultados favorables de las pruebas de resistencia bancaria han despejado incógnitas en los mercados financieros donde ya se aprecian "señales positivas".

Adicionalmente, Páramo reiteró que el BCE ha adoptado un conjunto de medidas extraordinarias para garantizar "un nivel adecuado de liquidez" para el sistema bancario a unas condiciones favorables para apoyar la provisión de crédito a los hogares y las empresas.

Añadió que es "importante que también los bancos y las cajas de ahorro españolas fortalezcan sus posiciones de capital y sus modelos de negocio cuanto antes, de manera que puedan conceder crédito cuando empiece la recuperación".