Washington. Con las pocas compañías que quedan bajo su supervisión y un nuevo desastre que requiere su atención, el zar de pagos de Estados Unidos, Kenneth Feinberg, presentará su renuncia.

Feinberg renunciará para enfocarse en administrar el fondo de US$20.000 millones de BP PLC, para compensar por los daños causados por el derrame petrolero, señaló el vocero del Tesoro Andrew Williams.

BP acordó establecer el fondo como una forma de compensar por los daños relacionados con el derrame de petróleo en el golfo de México. Feinberg fue designado como su administrador la semana pasada.

El funcionario también fue el administrador del fondo de compensación del gobierno para las víctimas del 11 de septiembre.

En su posición como zar de pagos del gobierno, Feinberg supervisó las prácticas de pagos de varias firmas que recibieron una fuerte ayuda del gobierno. A medida que las firmas pagaban la ayuda del gobierno, ya no quedaban bajo su jurisdicción.

Actualmente, Feinberg tiene cinco firmas bajo su supervisión: American International Group (AIG), General Motors, GMAC Financial Services, que ahora se conoce como Ally Financial, y Chrysler Financial.