Quito. La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) con US$300 millones y la Corporación Nacional de Electricidad (Cnel) con US$100 millones, invertirán en Certificado de Tesorería para entregárselos al ministerio de Economía y Finanzas.

Según Edisson Garzón, presidente del directorio de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO), los Certificados de Tesorería tendrán un plazo de entre 180 y 200 días pues dentro de los planes de negocios de esas empresas públicas no se ha planificado hacer inversiones.

Señaló además que fruto de una reducción del 10% de gastos corriente de las 22 empresas públicas existentes más un 5% del promedio en producción e inversión y capital no egresará de esas entidades US$419 millones en 2018.

Esos son algunos de los pasos que se han dado, dos meses después del anuncio gubernamental de la aplicación del plan de perfeccionamiento empresarial, de optimización de las empresas del Estado.

Prevén un mínimo de rentabilidad de los excedentes de las empresas públicas de US$130 millones para este año.

Estas acciones forman parte de alguno de los pasos que se han dado, dos meses después del anuncio gubernamental de la aplicación del plan de perfeccionamiento empresarial, de optimización de las empresas del Estado.

Sobre TAME, el presidente Lenín Moreno aseguró que, en la década pasada, tuvo pérdidas por más de US$200 millones lo que fue confirmado por Garzón, quien agregó, que en el último trimestre la línea aérea ya presenta flujos positivos, es decir, que los ingresos son mayores a sus egresos.

"Debo tener al menos la oportunidad de haber hecho gestión un año para que los resultados de una gestión eficiente demuestren en el balance de resultados que la empresa sí es capaz de generar flujos positivos...", respondió al consultarle cuál será el destino de la aerolínea estatal.

TAME, a través de EMCO, indicó que el primer trimestre del 2018, su desempeño se incrementó en un 5% con respecto al mismo periodo del 2017 cuando la empresa contaba con más aviones operativos.

Así mismo dentro de la planificación comercial se superó la meta propuesta del primer trimestre del año, en un 7%. Puntualidad en un 90% y cumplimiento de vuelos en un 99% son otros logros que destacó aunque no entró en detalles de cifras aduciendo que al ser una empresa que compite en el mercado con multinacionales no se pueden hacer públicas pues es información confidencial y estratégica.

Garzón explicó que tras una evaluación al Estado le hubiese costado US$470 millones cerrar Tame por lo que se decidió invertir US$50 millones mediante un préstamo a largo plazo, de 20 años, del ministerio de Finanzas para poner a esta aerolínea a flote.

Aseguró que se dejó de volar a Venezuela y que se solventaron las deudas que tenía esa nación con la aerolínea.

Para GamaTV, medio de comunicación incautado en manos estatales, dijo que para su reactivación están a la espera de que se apruebe que la EMCO pase ciertos activos como terrenos a fin de que sea capitalizado. Eso se concretaría en los próximos 15 días.

"Se pagarán los haberes que tiene con la CFN (Corporación Financiera Nacional), hay un crédito de la CFN por US$300.000 que se va a terminar de cubrir aquello, y los pasivos de los trabajadores están garantizados", agregó.