El embajador de Argentina en Uruguay, Dante Dovena, salió al cruce de los reclamos de los empresarios uruguayos por las trabas comerciales impuestas por su país a los productos uruguayos, diciendo que “Argentina está defendiendo su mercado interno y va a defender el mercado interno de Uruguay si está en una política conjunta”. Dovena explicó que las preocupaciones de Uruguay son “injustificadas”.

En declaraciones a radio Uruguay, el diplomático explicó que hay un requerimiento de 60 días para el ingreso y que las cuestiones de que se protege a unos y no a otros productos “ha sido siempre así”. "No hagan de esto una cuestión de Estado cuando realmente no lo es", agregó.

Asimismo, instó a evitar las manifestaciones “altisonantes” y sostuvo que a muchos les resulta más fácil “abrir la boca que levantar el brazo”.