Emisores de mercados emergentes recaudaron la suma récord de US$181.000 millones en bonos globales durante el primer trimestre del 2017, donde la deuda corporativa y la soberana superaron niveles alcanzados previamente, mostraron datos del banco JPMorgan.

El banco, que opera los índices más utilizados de deuda emergente, dijo en una nota que la emisión de bonos soberanos en lo que va del año alcanzó US$61.500 millones, más de US$16.000 millones más que en el mismo periodo del año pasado.

Las compañías de mercados emergente recaudaron US$119.100 millones excediendo los máximos previos de US$109.600 millones registrados en el primer trimestre del 2013, dijo JPM. Los US$51.000 millones vendidos en marzo representaron más del doble que los US$21.800 millones del año pasado y muy por encima del promedio de deuda emitida para el mes de marzo de US$28.400 millones.

Las cifras resaltaron la preocupación global por recaudar dinero antes de que la Reserva Federal subiera sus tasas de interés, precipitando un alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense.

JPM dijo que el apetito por nueva deuda de mercados emergentes fue apoyado por abundantes flujos de efectivo hacia los tenedores de bonos mediante el pago de cupones y vencimientos, que estimó en US$26.500 millones en lo que va del año para deuda soberana y US$72.000 millones en deuda corporativa.

JPM pronostica emisiones de bonos soberanos por US$137.000 millones en el 2017 y de US$315.000 millones de dólares en deuda corporativa, pero indicó que la tasa actual de emisiones podría exceder las proyecciones, al menos en lo que respecta a deuda de las compañías.