Los empleadores privados de Estados Unidos sumaron 42.000 puestos de trabajo en julio de este año, comparado con un alza revisada de 19.000 en junio, según un informe de una consultora conocido este miércoles.

La cifra de junio había sido reportada originalmente como un alza de 13.000.

La media de las estimaciones de 33 economistas consultados por Reuters apuntaba a la creación de 40.000 empleos privados en julio en el informe de la firma ADP Employer Services, realizado conjuntamente con Macroeconomic Advisers LLC.

"El reporte ADP destaca un modesto incremento en las nóminas privadas en julio y no vemos razones para cambiar nuestra proyección de un incremento de 100.000 empleos privados" en el informe oficial, dijo John Ryding, economista de RDQ Economics.

Las cifras de ADP aparecen antes de un reporte del mercado laboral mucho más amplio del Gobierno previsto para este viernes, que incluye el empleo tanto del sector privado como del público.

En ese informe se espera una caída en las nóminas generales no agrícolas de 65.000 puestos en julio, según un sondeo de Reuters entre analistas, pero se prevé que el sector privado haya creado 90.000 empleos.

"Aunque la creación de 42.000 empleos está por debajo de nuestros pronósticos para el viernes, notamos que ADP informó una baja de 6.000 puestos en manufacturas, mientras que el reporte de ISM de manufacturas apuntó a un alza adicional en el empleo sectorial", agregó.

Normalmente los economistas utilizan el reporte de ADP para afinar sus expectativas sobre las cifras oficiales del empleo, aunque no siempre son proyecciones coinciden con los números del informe del Gobierno.