Lima. La capital peruana, Lima, no registró crecimiento en el empleo adecuado, pese a que en el último trimestre el índice de població ocupada aumentó 0,5% al registrar 4.830.400 personas.

Datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) divulgados este jueves, indican que un total de 45.900 personas dejaron de tener un empelo con las condiciones laborales mínimas entre diciembre de 2017 y febrero de este año.

La cifra del empelo estimado registró una baja de 1,5% comparado con el mismo trimestre del año anterior.

En tanto, la población subempleada aumentó en 4,2% (71.300 personas), debido al incremento del subempleo por insuficiencia de horas en 15,5% (83.800 personas); mientras que disminuyó el subempleo por ingresos en 1,1% (12.600 personas).

Esto significa que, de cada 100 personas de la población económicamente activa, 92 tienen empleo y 8 buscan trabajo activamente. Además, por cada 100 personas con empleo: 58 tienen empleo adecuado y 34 están subempleados.

El empleo en el sector Construcción aumentó 2,2% (7.400 personas) en el trimestre diciembre - febrero, y mostró una recuperación después de 12 meses de comportamiento negativo.

Crece empleo en la Construcción. El empleo en el sector Construcción aumentó 2,2% (7.400 personas) en el trimestre móvil diciembre 2017 y enero-febrero 2018, y mostró una recuperación después de 12 meses de comportamiento negativo.

El incremento del empleo en el sector Construcción se debe a la puesta en marcha de proyectos de los sectores público y privado, precisó en su Informe Técnico Situación del Mercado Laboral en Lima Metropolitana, elaborado con los resultados de la Encuesta Permanente de Empleo-EPE.

Entre los proyectos se encuentran la construcción de la Villa Panamericana, Línea 2 Metro de Lima, construcción de edificios multifamiliares, el proyecto Mi Vivienda Verde, obras de remodelación y mejoramiento de pistas y; veredas que se ejecutan en diversos distritos de Lima Metropolitana impulsados por los gobiernos municipales. 

Comercio y Servicios. La población ocupada aumentó en 2,1% (20.300 personas) en la rama de Comercio, principalmente en el comercio por menor de alimentos y bebidas que se llevan a cabo en almacenes especializados y no especializados; en puestos de mercado y alrededores; así como en la venta de productos cosméticos y de tocador; venta de productos de ferretería, pintura y vidrios, entre los principales. 

En Servicios aumentó en 1,3% (34.600 personas) por la demanda de personal para el mantenimiento y reparación de vehículos automotores; atención en restaurantes y hoteles; actividades de arquitectura e ingeniería; investigación y seguridad, entre otros.

En cambio, disminuyó en Manufactura 3,0% (20.200 personas) debido a la menor demanda de personal dedicado a la fabricación de productos textiles y en fabricación de muebles.

*Con información de Andina y El Comercio.