Sao Paulo. El empleo en la industria brasileña bajó un 1,4% el año pasado y puso fin a dos años consecutivos de avance en medio de una menor actividad y dificultades para reactivar la producción, pero el ingreso real de los trabajadores aumentó.

Los datos oficiales mostraron que el empleo en la industria bajó un 1,4% el año pasado, de la mano de la caída del 2,7% que sufrió la producción industrial pese a las medidas de estímulo del Gobierno que aplicó el gobierno.

El empleo en el sector se había expandido un 1% en el 2011 y un 3,4% en el 2010.

En el último mes del 2012 la caída fue del 0,2% interanual. Pero en comparación con igual mes de 2011, el total de personas ocupadas en la industria bajó un 1,3% en diciembre, el decimoquinto resultado negativo seguido y el peor desde septiembre.

"No puede imaginarse un mercado laboral distinto al que se está dando con el ritmo de crecimiento", dijo a Reuters André Macedo, economista del IBGE.

El hecho de que el empleo haya disminuido menos que la producción se debe principalmente a los altos costos laborales, que hicieron a los industriales contener los despidos.

"No va a haber un aumento significativo del empleo, habrá estabilidad a lo largo del año. En tanto, el empresario industrial va buscar una utilización mejor de la mano de obra este año", dijo Thais Marzola Zara, economista jefa de Rosenberg Associados.

Aunque el nivel de empleo industrial bajó, las cifras de las nóminas de pago subieron un 4,3%.

Macedo dijo que "el aumento en el ingreso es un movimiento que ocurre hace 3 años", mientras que Marzola afirmó que "eso significa que hubo un aumento de las presiones de costos en las empresas industriales".

El indicador subió un 8% en diciembre en relación al mismo mes de 2011, pero en la medición contra noviembre hubo una baja de un 2,3%.

El número de horas pagadas mostró estabilidad en diciembre, en relación a noviembre, con una pérdida acumulada en el año de un 1,9%. En la comparación con diciembre de 2011, el número de horas pagadas bajó un 1,2%.