Un 80% de los empresarios argentinos esperan que sus ventas se incrementen en 2017, mientras que el 65% pronostica mejoras en su rentabilidad el próximo año, reveló el viernes un sondeo privado.

El relevamiento de la consultora EY Argentina, agregó que el 70% de los encuestados tiene interés en buscar financiamiento para llevar adelante las inversiones.

Este 2016 fue de transición, "necesario para adaptarse desde una economía mayormente cerrada y dirigida a incentivar el consumo, al nuevo planteo hecho por la actual administración, de una economía orientada e integrada al mundo, motorizada por inversiones", dijo Pablo De Gregorio, socio de EY Argentina.

El presidente Mauricio Macri, quien asumió el poder en diciembre de 2015, impulsa las inversiones empresarias para encaminar una estancada economía y frenar una fuerte inflación.

Menos de la mitad de los empresarios consideró al mercado de capitales como fuente de financiación.

El 39% de los encuestados destacó la necesidad de contar con energía para poner valor agregado a sus productos y el 38% reclamó la necesidad de la firma de tratados de libre comercio que faciliten la inserción de los productos argentinos en el mundo.

El relevamiento fue realizado entre unas 110 compañías que representan a los principales sectores de la economía argentina, sostuvo EY Argentina.


Un 80% de los empresarios argentinos esperan que sus ventas se incrementen en 2017, mientras que el 65% pronostica mejoras en su rentabilidad el próximo año, reveló el viernes un sondeo privado.

El relevamiento de la consultora EY Argentina, agregó que el 70% de los encuestados tiene interés en buscar financiamiento para llevar adelante las inversiones.

Este 2016 fue de transición, "necesario para adaptarse desde una economía mayormente cerrada y dirigida a incentivar el consumo, al nuevo planteo hecho por la actual administración, de una economía orientada e integrada al mundo, motorizada por inversiones", dijo Pablo De Gregorio, socio de EY Argentina.

El presidente Mauricio Macri, quien asumió el poder en diciembre de 2015, impulsa las inversiones empresarias para encaminar una estancada economía y frenar una fuerte inflación.

Menos de la mitad de los empresarios consideró al mercado de capitales como fuente de financiación.

El 39% de los encuestados destacó la necesidad de contar con energía para poner valor agregado a sus productos y el 38% reclamó la necesidad de la firma de tratados de libre comercio que faciliten la inserción de los productos argentinos en el mundo.

El relevamiento fue realizado entre unas 110 compañías que representan a los principales sectores de la economía argentina, sostuvo EY Argentina.