Cartagena, Colombia. Los empresarios de Colombia dijeron este jueves que confían en que en el segundo semestre de este año entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que consideran clave para acelerar el crecimiento económico, las exportaciones y la inversión extranjera.

El acuerdo comercial fue firmado en octubre del 2011 por el presidente estadounidense, Barack Obama, después de que el Congreso de ese país lo aprobó.

El tratado permaneció más de cinco años a la espera de su ratificación por los legisladores de Estados Unidos dada la oposición de los demócratas que reclamaban garantías de seguridad para los sindicalistas colombianos por los asesinatos y amenazas de que han sido víctimas.

"Yo aspiro a que los presidentes Santos y Obama anuncien una fecha de puesta en vigor del tratado con los Estados Unidos", dijo a periodistas el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI), Luis Carlos Villegas.

"Y suplidos los trámites operativos en esas instituciones de control fitosanitarias, aduanas, impuestos, podamos tener plena vigencia del tratado en el segundo semestre de este año", agregó.

Esta semana, el Senado y la Cámara de Colombia aprobaron el proyecto de ley que implementará el acuerdo comercial con Estados Unidos, y que será sancionado por el presidente Juan Manuel Santos cuando se reúna el domingo con Obama en esta ciudad del Caribe.

El propio Santos reconoció que aspira a que al final de su encuentro con Obama se anuncie una fecha concreta para que entre en vigencia el pacto comercial.

De acuerdo con estimaciones del ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el tratado llevaría a Colombia a triplicar en los próximos cinco años el valor de sus exportaciones a Estados Unidos a US$50.000 millones y generar unos 300.000 nuevos empleos.

De ese modo, le aportaría entre medio y un punto porcentual adicional al crecimiento de la economía que se expandió un 5,9% en el 2011.

Pese al optimismo del gobierno, sectores sindicales y líderes de la oposición sostienen que el acuerdo aumentará el desempleo y llevará a una profunda crisis a los productores de arroz y maíz, principalmente por lo que se espera sea una fuerte competencia de los productos estadounidenses.

Pese al buen desempeño de su economía impulsada por los sectores petrolero y minero en medio de unas mejores condiciones de seguridad por una ofensiva contra la guerrilla izquierdista, el país sudamericano aún registra elevadas tasas de desempleo y pobreza.