Davos, Suiza. Empresarios entre los que figuran el presidente de Coca Cola, Muhtar Kent, o la joven consejera delegada de entradas.com, la española María Fanjul, han destacado en el Foro Económico de Davos el peligro que supone para la paz social el alto nivel de desempleo juvenil.

Durante un debate en el que ha intervenido también el secretario general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, los ponentes han destacado la necesidad de que gobiernos y sector privado trabajen de forma conjunta.

María Fanjul ha explicado que entradas.com forma parte de una red de empresas a cargo de personas de menos de 30 años que intenta poner en marcha proyectos en distintos países, para lo cual el escaparate que supone participar en el Foro de Davos es fundamental.

Se trata de Global Shapers, del que forman parte jóvenes emprendedores de todo el mundo decididos a "buscar y encontrar maneras de reducir el desempleo en todo el mundo".

Somos parte del problema, ha dicho, por lo que debemos ser también parte de la solución.

El presidente de Coca Cola, por su parte, ha señalado que si las empresas no son capaces de crear oportunidades de empleo y de desarrollo existe un grave peligro de quiebra de la sociedad civil, puesto que existen en el mundo más de 70 millones de personas en paro y sin oportunidades reales de encontrar empleo.

Este número equivale a la población de Francia, ha dicho, por lo que los gobiernos y el conjunto de la sociedad civil debe ponerse manos a la obra para encontrar soluciones.

Una mejora del 1% en la tasa de desempleo mundial, ha explicado, supondría una gran mejora en la economía mundial.

Aunque el debate se ha centrado en el desempleo juvenil, el presidente de la OIT, Guy Ryder, ha querido vincular el paro entre los jóvenes del paro en general, pues no se pueden combatir por separado.