Empresarios privados dominicanos están interesados en adquirir el 49% de las acciones que Venezuela tiene en una refinería de petróleo en República Dominicana, según informes publicados por el diario local "Listín Diario".

La venta de las acciones de la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa), 51% de la cual corresponde al Estado dominicano, puede reportar a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) unos US$200 millones, casi US$70 millones más de lo que pagó hace cinco años, dijo el periódico dominicano al citar fuentes cercanas a la operación.

Refidomsa, una empresa de capital mixto cuyo 49% fue adquirido por Pdvsa en mayo de 2010, por un monto de US$131,5 millones, es el principal abastecedor nacional de combustibles, desde gasolina y gas licuado de petróleo (GLP) hasta "avtur" (combustible para aviones de turbina) y combustóleo.

La información no confirmada por las autoridades, y se conoce 15 días después de que República Dominicana adquirió el 98,5% de su deuda con Venezuela a través del acuerdo de Petrocaribe, en una transacción equivalente a US$4.027 millones.

La semana pasada el presidente de Refidomsa, el dominicano Félix Jiménez, invitó al empresariado local a instalar una nueva refinería para eliminar el monopolio que la empresa estatal ha mantenido en el país, desde que comenzó a operar en 1973, pero no se refirió en ningún momento a la posible venta de las acciones venezolanas.

Las fuentes citadas por "Listín Diario" dijeron que los empresarios y "algunos altos cargos" públicos interesados en participar en la compra de las acciones venezolanas no han tenido participación activa en el negocio del petróleo ni de distribución de combustibles en el país, en alusión a la multinacional Shell, a la que PDVSA adquirió esas acciones.

La Refinería, que la Shell empezó a construir a finales de los 70 del siglo pasado, se encuentra inmersa en un proceso de readecuación de la planta de refinamiento de petróleo con una inversión de US$28 millones y la participación de nueve compañías extranjeras y otras 13 locales, según la propia empresa.

República Dominicana, que depende exclusivamente de la importación de hidrocarburos para su actividad productiva, mantiene un consumo promedio de más de 140.000 barriles diarios de los diferentes derivados de petróleo.

Según informes del gobierno dominicano, el año pasado la factura petrolera (gasto por el consumo de hidrocarburos) alcanzó 3.310 millones de dólares.

Venezuela abastece a República Dominicana casi el 23% del crudo que el país importa para cubrir la demanda local, al recibir alrededor de 30.000 barriles diarios de petróleo en casi la última década.

El año pasado República Dominicana recibió por concepto de importación un financiamiento de más de US$4.344,6 millones, como parte del Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe, y ha exportado en el ámbito del mecanismo de compensación de dicho convenio US$155 millones en un periodo de cuatro años.

Petrocaribe es una iniciativa creada por el desaparecido presidente venezolano Hugo Chávez, la cual permite a varios países de la región comprar petróleo a Venezuela en condiciones preferenciales y a la vez beneficiarse de programas de desarrollo.

El acuerdo se suscribió el 7 de septiembre de 2005 y está integrado por Venezuela, Cuba, República Dominicana, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Dominica, Grenada, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Surinam, Santa Lucía, Guatemala, San Cristóbal y Nieves y San Vicente y las Granadinas.