Nuevas inversiones y un mayor valor exportado de bienes hacia Canadá espera el sector público y privado hondureño con la firma del Tratado de Libre Comercio entre ambos gobiernos.

El TLC fue firmado por el secretario de Industria y Comercio de Honduras, José Francisco Zelaya, y el ministro de Comercio Internacional de Canadá, Ed Fast, el pasado viernes en San Pedro Sula.

Los testigos de honor fueron el Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper y el presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa.

Las negociaciones para la firma del tratado comercial iniciaron en 2001 y se espera que a mediados del próximo año se encuentre vigente el acuerdo que dará acceso inmediato a 96% de los productos hondureños al mercado canandiente, libre de aranceles.

Con la vigencia del acuerdo, los empresarios hondureños aumentarán los envíos de productos hacia aquel mercado, para lo cual deberán tener amplio conocimiento de los bienes más apetecidos por los canadienses y que pueden ser cultivados en tierras nacionales.

Los mandatarios. Durante los actos del viernes anterior, el Primer Ministro de Canadá, dijo que "el balance es claro. El comercio va a generar prosperidad y es la única manera para que los países pobres puedan crear la vía hacia la prosperidad. Los proteccionistas no se preocupan de la prosperidad ni de la pobreza".

Criticó a los "proteccionistas" que se oponen a los tratados de libre comercio de Canadá y dijo que "su interés siempre es un interés egoísta, un interés en su país".

En su alocución, Porfirio Lobo Sosa pidió a Harper que "traiga más empresas" canadienses a Honduras. El presidente de la República dijo que el TLC permite tener acceso a un mercado tan amplio como el mercado canadiense.

Destacó la presencia de Harper en San Pedro Sula, ya que es la primera vez en la historia que un Primer Ministro de Canadá visita Honduras.

Las máximas autoridades de ambos países se hicieron acompañar de nutridas delegaciones, quienes aprovecharon la presencia en el acto para intercambiar opiniones sobre programas y proyectos impulsados por ambas naciones.

Expectativas. Es la empresa privada hondureña la que ya comenzó a estudiar detenidamente las oportunidades de negocios que contiene el TLC con Canadá.

Para Enrique Mejía Uclés, asesor del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), uno de los sectores que mayores beneficios recibirá del Tratado de Libre Comercio es la maquila. Una de las empresas de referencia que opera en las zonas francas hondureñas es Gildan Activewear, de capital canadiense, y que seguramente aprovechará el acuerdo para ampliar sus inversiones y, por ende, generar más empleos en el país.

Mejía Uclés, quien es un experto en tratados comerciales, manifestó que uno de los aspectos a destacar es el 96% de los productos que entrarán libres a Canadá, mientras que Honduras tendrá que adoptar un contingente de importación, es decir cuotas.

Edargo Leiva, presidente de la Asociación de Productores de Cerdos, dice que esas herramientas -tratados comerciales- son necesarias para los negocios, es obligatorio que el país afronte negociaciones pero hemos tenido deficiencias y por eso plantea que debe haber una política para aprovechar los TLC.

El secretario de Agricultura y Ganadería, Jacobo Regalado, dijo que el gobierno "no anda de shopping (compras), sino buscando nuevas oportunidades de mercado para los sectores productivos.

Aseguró que "se trata de que exista un mercado seguro y que los productores tengan un mejor panorama, nosotros ya tenemos una gran plataforma de mercado y Canadá es un tema importante que se venía conversando hace algunos años y que se ha concretado en esta administración.

Tanto a productores como a gobierno les toca afinar esos modelos de desarrollo y es indiscutible que no podemos ir al azar, debemos saber con qué podemos competir, pero creo que este tipo de negociaciones vienen a abrir oportunidades. Tenemos que buscar cómo podemos desarrollar nuevas inversiones, este es un proceso de construcción permanente y reaccionar a las opotunidades del mercado".

Toribio Aguilera, diputado del Congreso Nacional, dijo que "los tratados comerciales son oportunidades, quisiera refrescarles los importante que sucedió cuando se comenzaron abrir los mercos, se hizo una dinámica importante: industria de pepinos, vegetales orientales, y en otros sectores los melones, sandías, cítricos en el Aguán".

El congresista considera que se necesita una integración con el aporte comercial de todos los sectores que participan en la cadena productiva, "no podemos permitir que pase lo sucedido a los productores de cebolla, que no tuvieron información de mercado y tuvieron una sobreproducción, pienso que debemos tener una integración como gobierno".